Nuestro Rol en el Cabo de Hornos
Usted está en: Portada / En el Radar

Nuestro Rol en el Cabo de Hornos

Imagen foto_00000012La Armada de Chile a través de la Autoridad Marítima cumple un rol relevante en el resguardo de la vida humana en el mar a lo largo de todo el territorio nacional.

Es en la zona austral, más específicamente en el Cabo de Hornos, el personal naval debe mantener una permanente atención a las posibles emergencias que se puedan dar durante el paso de embarcaciones que transitan de forma particular o insertas en eventos deportivos náuticos, así como también los buques que usan esta ruta de forma comercial o como entrada a la Antártica.

Recibe este nombre el cabo más meridional de la isla de Hornos y del archipiélago de Tierra del Fuego, tradicionalmente considerado como "El fin del mundo". Es el más austral de los tres grandes cabos del hemisferio sur del planeta y marca el límite norte del paso Drake, que separa a América de la Antártica y une el océano Pacífico con el océano Atlántico.

El Cabo de Hornos se encuentra dentro de las aguas territoriales de Chile, y nuestro país ejerce efectivamente soberanía sobre la isla. Pertenece administrativamente a la comuna de Cabo de Hornos, cuya capital se ubica en la ciudad de Puerto Williams, cabecera también de la Provincia de Antártica Chilena, perteneciente a la XII Región de Magallanes y de la Antártica Chilena.

Imagen foto_00000007Nuestra Institución cuenta en el lugar con una Alcaldía de Mar, levantada alrededor del faro, y que sirve a la vez como casa para el farero y su familia. Cuenta, además, con acceso al fanal desde el interior de la casa, con varias habitaciones, sala de radio y de control de radar y ploteo de contactos de superficie detectados en el horizonte y equipos para medir y transmitir en tiempo real los datos meteorológicos. Adicionalmente existe una pequeña capilla a un costado del faro.

Este año se está realizando la Volvo Ocean Race 2017-18, la vuelta al mundo a vela por equipos que cubrirá la distancia más larga de su historia, cerca de 45.000 millas náuticas (83.000 kilómetros), cruzando 4 océanos y haciendo escala en 11 ciudades de 5 continentes.

La maratón oceánica, con 43 años de historia en la que participan los mejores navegantes del mundo, cruzará los océanos más peligrosos del planeta, contemplando para fines de marzo superar el hito marítimo más famoso y temido de todos: el Cabo de Hornos.

Pero, ¿cuál es el mayor riesgo que tienen las embarcaciones al realizar el paso de Cabo de Hornos?

Imagen foto_00000004Sin lugar a dudas las mayores dificultades se dan por las condiciones meteorológicas del lugar, las cuales cambian rápido y principalmente están dadas por fuertes vientos y grandes olas que se producen por las bajas profundidades de la zona. Estas condiciones hacen que aumente el movimiento de las embarcaciones y, por ende, el riesgo de caer al agua, lo que sumado a las bajas temperaturas del lugar dificultan la sobrevivencia en caso de sufrir algún incidente.

Las condiciones meteorológicas predominantes se refleja en vientos de componente oeste de 20 a 30 nudos y olas de 2 a 3 metros. Esta situación puede cambiar rápidamente con aumento de viento o rachas de 40 a 50 nudos y olas de hasta 5 metros, lo que produce un tipo de ola revuelta que dificulta el navegar de embarcaciones más pequeñas.

La historia popular cuenta que existe una zona del Cabo de Hornos que tendría un número significativo de restos de embarcaciones hundidas, en la actualidad son habituales las naves sobre todo del tipo veleros o yates que han presentado inconvenientes ya sea por fallas en sus sistemas de propulsión o daños a su estructura producto de golpes de mar, generando la activación de una emergencia marítima.

El Accionar de la Autoridad Marítima

La Armada de Chile, como Autoridad Marítima brinda un relevante e importante apoyo a cada velero que tiene la intención de navegar hacia el Cabo de Hornos. Dentro de los pasos a seguir, lo fundamental es solicitar la respectiva autorización de zarpe en la Capitanía de Puerto de Puerto Williams, con el fin de poder contar con un control más específico de la derrota a seguir, manteniendo el monitoreo a través de las diferentes Alcaldías de Mar en la ruta. Estas Alcaldías, a su vez, irán entregando pronósticos meteorológicos y avisos a los navegantes para facilitar la programación de las naves.

Imagen foto_00000001Cuando una embarcación presenta algún problema o requiere asistencia, debe dar aviso según los medios con los que cuenta a la Capitanía de Puerto ya sea vía radial, satelital, correo electrónico o efectuando enlace con alguna de las Alcaldías, quienes reciben los llamados informándolos en el más breve plazo a la Capitanía de Puerto en donde se evalúa cada situación, y elevándola a la Gobernación Marítima en caso de que se tenga que establecer un caso de Búsqueda y Rescate o Búsqueda y Salvamento SAR (Search and Rescue por sus siglas en inglés)

Otra forma de activar una emergencia en esta zona aislada se da cuando la embarcación no da cumplimiento a su derrota programada o no se logra tener comunicaciones con ésta, primero con una fase de recopilación de información sobre posibles avistamientos y última posición conocida, lo que sumado a la evaluación tanto del área a navegar como las condiciones meteorológicas reinantes y posibles lugar para capear un mal tiempo, llevan a determinar sugerencias de acciones a seguir por parte de la Autoridad Marítima hasta lograr dar con la embarcación.

Es así que la Gobernación Marítima de Puerto Williams toma el control del caso SAR evaluando el panorama y definiendo los mejores cursos de acción según el tipo de emergencia, apoyado por los buques del Distrito Naval Beagle cuando se requieren mayores capacidades.