Usted está en: Portada / Noticias Navales

La llegada de un grande a Iquique

Jueves 14 de diciembre de 2017

Este 2018 el OPV-84 “Cabo Odger”, el cuarto patrullero de la Armada de Chile, llegará a su puerto base tras arduos meses de entrenamiento.

Imagen foto_00000003
El buque tiene 80 metros de eslora total, 13 metros de manga moldeada y autonomía para 30 días

El 10 de agosto fue entregado al servicio de la Armada de Chile el Patrullero de Zona Marítima (OPV) 84 “Cabo Odger”, siendo la continuación del Proyecto Danubio IV iniciado el año 2005, cuyo objetivo es la construcción de una serie de 6 patrulleros de Zona Marítima para la Institución.

Desde el comisionamiento de la Unidad, el buque realizó un alto nivel de entrenamiento entre los meses de septiembre y octubre en los puertos de Talcahuano y Valparaíso. Durante este periodo, que fue evaluado por el centro de Entrenamiento de la Armada, el “Cabo Odger” pasó por periodos de entrenamiento de seguridad en puerto; de seguridad en la mar; y operativo, quedando entrenado y aprobado en el cumplimiento de sus roles.

El moderno patrullero tiene un radio de acción de 8 mil millas náuticas, equivalentes a 14.800 kilómetros, y capacidad para transportar un helicóptero en la cubierta. Sus principales roles son de patrullaje, vigilancia y control marítimo de las aguas jurisdiccionales; búsqueda y salvamento marítimo, control y combate de la contaminación acuática, apoyo al mantenimiento de la señalización marítima, apoyo logístico a zonas aisladas, policía marítima, mando y control de un grupo de tarea defensivo y transporte auxiliar.

El 13 de noviembre el buque zarpó desde Valparaíso, efectuando operaciones aéreas para recibir al N-36 (Jet Ranger) y posteriormente iniciar la navegación de 2.008 millas náuticas a Hanga Roa. Durante el trayecto se realizó la fiscalización de la Zona Económica Exclusiva, entrenamiento interno de la dotación y un reconocimiento de costa en la Isla Alejandro Selkirk.

La mañana del 20 de noviembre, además, la Unidad efectuó un reconocimiento de las costas norte, este y sur de la Isla de Pascua, cubriendo operaciones aéreas con el Naval-36, el cual realizó vuelos entre la isla y el buque.

El buque y su dotación, además, participaron en la ceremonia de inauguración del Faro “Mataroa”. Durante el desarrollo de las actividades en la isla, la Unidad se constituyó en resguardo del flanco marítimo, quedando disponible para efectuar fiscalización en la Zona Económica Exclusiva, en apoyo a la exploración aeromarítima efectuada por el N-407 (P3ACH).

Ya el 25 de noviembre zarpó rumbo a Valparaíso, a la espera de su próxima comisión y previo al cambio de puerto base, previsto para enero del 2018 cuando se integre a la flota auxiliar de la Armada de Chile, la que contribuirá a incrementar las capacidades de la Institución en su rol marítimo.