Ud. está en:  Inicio  /  La Armada
ShareVolver Enviar Imprimir

Nuestra contribución al desarrollo

La Armada de Chile, a través de las múltiples tareas que ejecuta en el ámbito de la Defensa, en el sector marítimo-portuario, en el apoyo a la Política Exterior del Estado y en la difusión de las tradiciones y la cultura, está permanentemente al servicio del país, con sus hombres, mujeres y medios, para apoyar un desarrollo constante y sustentable en el tiempo.

 

Imagen

Para salvaguardar la vida humana en el mar, ríos y lagos y proteger el medioambiente acuático, la Institución activa un plan de protección civil en la temporada estival, por medio del cual se atienden las emergencias marítimas, alertadas al número 137, con todos los medios humanos, navales, terrestres y aéreos.

 

Asimismo, se efectúa la certificación de salvavidas, deportistas náuticos, transportes marítimos y prácticas marítimas en general, velando porque se cumplan todas las normas de seguridad, tanto nacionales como internacionales.

 

Además, durante el año, realiza numerosas campañas destinadas a fomentar el autocuidado durante la práctica de actividades en playas y balnearios, con la finalidad de disminuir la cantidad de emergencias que ocurren en nuestras costas.

 

Imagen

La Armada de Chile cuenta con 16 Gobernaciones Marítimas distrribuidas a lo largo de toda la costa de Chile, de las cuales dependen Capitanías de Puerto y Alcaldías de Mar, que, en coordinación con los respectivos Mandos zonales, realizan la fiscalización de la actividad marítima del país, velando por la seguridad de las personas y del medio ambiente marino.

 

Esta importante tarea de prevención, relevante durante todo el año, permite que todas aquellas personas que realizan sus actividades en el ámbito marítimo, lo hagan en forma segura y dentro de las normas que establece la legislación chilena e internacional.

 

Imagen

Una de las tareas de la Armada de Chile es salvaguardar la vida humana en el mar y es por eso que la Institución realiza permanentes acciones de Búsqueda y Rescate Marítimo, a lo largo de toda la costa de Chile y en el área SAR que le corresponde a Chile.

 

Para ello, cuenta con medios de superfice, aéreos y terrestres que realizan esta importante labor durante todo el año, con personal altamente calificado y con una moderna infraestructura. Es así que, en los momentos en que ocurre una emergencia marítima, se activan los Centros de Búsqueda y Rescate Marítimos (Cebrem), que toman el control y ejecutan las acciones tendientes a rescatar a las embarcaciones y personas en peligro.

 

 

 

Imagen

El Centro de Instrucción y Capacitación Marítima de la Armada (Cimar) imparte cursos a tripulantes, oficiales pesqueros y mercantes de Chile y el extranjero, para mantener su alto nivel de competencia profesional en beneficio de la navegación y seguridad marítima.

 

Emplazado en la ciudad de Valparaíso, específicamente en el sector de Playa Ancha, el CIMAR cuenta con avanzados sistemas de entrenamiento, como son el simulador de puente, así como también un equipo de instructores altamente calificados, quienes entregan sus conocimientos a chilenos y extranjeros se capacitan en estas dependencias.

 

Imagen

Con el fin de preservar el patrimonio histórico de Chile y de la Armada, la Institución cuenta con Museos Navales en los principales puertos donde tiene sus bases, como son el Museo Naval de Iquique; el Museo Corbeta Esmeralda en Iquique, el Museo Marítimo Nacional en Valparaíso; el RH "Huáscar" en Talcahuano y el Museo Naval y Marítimo de Punta Arenas. En ellos se guardan los tesoros históricos de la Institución, además de difundir la historia náutica de Chile.

 

Existen también otras muestras museológicas, como son la hacienda de San Agustín de Puñual, en la VIII región, lugar en donde nació nuestro máximo héroe, el Comandante Arturo Prat y donde se conserva mobiliario y elementos de la época.

 

Imagen

La labor de patrullaje marítimo de la Zona Económica Exclusiva, la realiza la Armada de Chile con sus unidades navales y aeronavales, con el fin de fiscalizar el tráfico marítimo, proteger la vida humana en el mar y combatir actividades ilícitas, como el contrabando, la pesca ilegal y el narcotráfico.

 

Chile posee y ejerce deberes y derechos en una superficie oceánica de aproximadamente 30 millones de kilometros cuadrados, lo que equivale a casi dos veces la superficie de total de América del Sur, por lo que se hace indispensable poseer los elementos necesarios para ejercer efectivamente las labores antes mencionadas en tan amplia extensión marítima.

 

Imagen

La Armada, a través de la Dirección General del Territorio Marítimo, es quien fiscaliza y entrega las licencias para la práctica de diversos deportes náuticos. Además de fomentar su práctica, controla la adecuada implementación de las medidas de seguridad en torno a éstos y otorga protección a los practicantes con sus unidades navales y aéreas durante la realización de regatas y otras competencias.

 

Es asi como la Institución brinda un adecuado apoyo a nuestros compatriotas que realizan estas actividades náuticas, así como también a importantes competencias internacionales que surcan las aguas chilenas, como han sido la Volvo Global Race o la Portimao Global Race.

 

Imagen

Como parte de su labor para evitar accidentes y daños al medio ambiente marino, la Armada realiza inspecciones de naves para fiscalizar el cumplimiento de las normas internacionales de seguridad. Es por ello que cuenta con personal calificado, desplegado a lo largo de toda la costa de Chile, para realizar esta importante labor preventiva.

 

Considerando que el 85% del comercio exterior de Chile pasa por el transporte marítimo, la Institución, además, otorga servicios de practicaje en puertos y canales para dar seguridad a dicho transporte durante su paso por la costa de nuestro país.

 

Imagen

La Armada de Chile, en su permanente rol de apoyo a la comunidad, realiza diversas acciones de apoyo médico-dental, tanto a través del PMD "Cirujano Videla", en la zona sur de nuestro país, como también durante el despliegue de nuestras unidades a lo largo de la costa de Chile y de nuestras reparticiones de tierra.

 

Es así como, por ejemplo, el "Cirujano Videla" ha prestado un importante número de atenciones médico-dentales, en la zona de Chiloé y los canales del sur, llegando incluso hasta la zona de Puerto Edén, a compatriotas que difícilmente podrían obtener una atención oportuna, debido a la condición de aislamiento en que se encuentran.

 

En ese sentido, son de gran importancia los operativos médico-dentales que organiza la Compañía de Oficiales de la Reserva Naval (Cornav), ya que prestan servicios a personas en zonas aisladas que demorarían mucho en poder acceder a un servicio profesional de calidad. Esto, a su vez, ayuda a acortar las listas de espera de los servicios públicos.

 

Imagen

La Armada de Chile, con sus medios y hombres, contribuye a mantener la conectividad de comunidades aisladas, con accesos terrestres prácticamente imposibles, con el resto del territorio nacional.

 

Los buques y lanchas de la Armada cooperan en mantener sus vínculos con el resto del país, estando nuestra Institución preparada para concurrir en ayuda de su población en caso de evacuaciones médicas y catástrofes, como inundaciones, derrumbes, temporales y terremotos, con durante las emergencias ocurridas en Antofagasta, Aysén, Juan Fernández, Chaitén y muchas otras, en donde las condiciones de conectividad con el resto del país se han visto seriamente afectadas o su especial situación de aislamiento ha requerido la acción de la Armada.

 

Además, la Institución aporta con todos su medios a la comunidad en casos de emergencia. Así es como nació la Fuerza de Tarea Naval Bío Bío, la cual se enfocó en trabajo de apoyo a la ciudadanía en los sectores del borde costero de la bahía de Concepción y en los territorios insulares, que resultaron afectados por la emergencia del 27 de febrero de 2010.

 

En septiembre del 2011, la "Operación Loreto", que nació para prestar apoyo en el accidente aéreo ocurrido en Juan Fernández, se concentró en operaciones de salvataje de las víctimas y posteriormente en recuperar elementos del avión Casa 212 de la Fuerza Aérea.

 

Imagen

Las boyas DART (Deep-ocean Assessment and Reporting of Tsunamis), como parte del Sistema Nacional de Alarma de Maremotos, son una alerta temprana y oportuna ante la posibilidad de este tipo de desastre natural en Chile. Éstas son capaces de enviar información en tiempo real sobre las alteraciones en el nivel del mar al Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA) y al Sistema Internacional de Alerta de Tsunamis del Pacífico para que se tomen las medidas correspondientes.

 

En diciembre del 2010 se reinstaló a aproximadamente 270 millas náuticas (515 kilómetros) al oeste de Pisagua una de las Boyas DART II. En abril del 2013 se fondeó una nueva boya DART II a aproximadamente 185 millas náuticas al oeste de Caldera. Ambos equipos forman parte de la red mundial de alerta de tsunami.

 

Bajo la continua búsqueda de nuevos instrumentos o tecnología existente para la prevención y alerta de tsunamis, se ha realizado una importante inversión tanto en infraestructura, tecnología y personal desde el 2010 hasta la fecha, precisando y afinando, en la medida de lo posible, la información entregada por el SHOA.

 

Una de las principales innovaciones es la nueva red de 40 estaciones de marea instaladas de Arica a la Antártica, que envían información cada 5 minutos. Previo al 27 de febrero de 2010 existían 17, las cuales transmitían la información cada una hora.

 

Con personal profesional y preparado, el SHOA realiza un monitoreo constante sobre una vasta superficie del océano Pacífico, para así entregar información oportuna y precisa en caso de existir algún tipo de riesgo para las costas de Chile.

 

Imagen

Con avanzados sistemas y procedimientos, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), es el organismo encargado de confeccionar la cartografía para la navegación en aguas nacionales, tarea que se ha ampliado en los últimos años a la producción de cartas náuticas electrónicas y a la apertura de nuevas rutas con fines turísticos.

 

Ubicado en Playa Ancha, Valparaíso, el SHOA vela por la oportuna actualización de la cartografía náutica nacional, así como también de las publicaciones necesarias, proveyendo de éstas a quienes navegan por nuestras costas, con el fin de hacerlo en forma más segura y eficiente.

 

Imagen

Una importante tarea de control de la contaminación marina y de protección de especies en peligro de extinción cumple la Armada de Chile, en lo que se refiere al Medio Ambiente. Actualmente, a lo largo de todo Chile existe personal altamente calificado para atender esos requerimientos por parte de la ciudadanía o cuando son detectados por personal naval.

 

Para el control de estas emergencias, la Institución cuenta con elementos de control modernos y de rápido despliegue, que permiten atacar los siniestros que ocurran en nuestras costas, con el objeto de minimizar el daño medioambiental que ocurre en estas emergencias.

 

Imagen

Por ser la expresión legal de Chile en el mar, la Armada tiene a su cargo el control de las actividades de investigación científica en el territorio marítimo nacional, apoyando por medio de buques y aeronaves el trabajo realizado por universidades y otros organismos en conjunto con el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico (SHOA) y otros organismos institucionales, como es la Dirección de Proyectos, Investigación y Desarrollo de la Armada (DIPRIDA).

 

Es así como la Institución se encuentra participando en importantes proyectos en conjunto con Universidades y otros estamentos científicos, como son el Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS) y la NASA.

 

El buque científico "Cabo de Hornos", por su parte, realiza misiones científicas con la tecnología más moderna de Sudamérica, la que está al servicio de estudios de oceanografía, hidrografía, pesca científica y recuperación de boyas de investigación, entre otros.

 

La Armada ha mantenido una presencia ininterrumpida en el continente antártico, desde inicios del siglo XX. El rescate de los sobrevivientes de la expedición de Sir Ernest Shackleton a bordo del "Endurance", por el Piloto Luis Pardo y su dotación a bordo de la escampavía "Yelcho", reflejan la dedicación en las aguas del continente blanco, en donde ha estado permanentemente involucrado. En 1947, comenzó a operar la Base Antártica "Arturo Prat", la que se encuentra en total funcionamiento con dotación permanente.

 

Diversos representantes de la Autoridad Marítima operan a lo largo del área reclamada por nuestro país,  como la Gobernación Marítima de la Antártica Chilena en Bahía Fildes y la Base Naval Antártica "Arturo Prat"; el buque rompehielos "Almirante Óscar Viel" y otras unidades llevan a cabo diversas campañas de apoyo logístico a las bases chilenas durante el período de verano y desarrollan la vigilancia de las rutas marítimas.

 

Además, las Armadas de Chile y Argentina crearon la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC), para resguardar de la mejor manera el territorio marítimo compartido.

 

En el 2014 fue inaugurada por el Presidente de la República la nueva Estación Polar Científica Conjunta Glaciar Unión, ubicada en latitud 79° 46´ sur y longitud 83° 19´ oeste, a menos de 1.000 kilómetros del Polo Sur. Su objetivo es fortalecer la presencia y la soberanía de nuestro país; subrayar el ejercicio de nuestros derechos y deberes dentro del Sistema Antártico y del Tratado Antártico, del cual Chile forma parte; y modernizar nuestra legislación antártica que data de 1955.

 

 

Imagen

 

La Armada entrega matrículas a pescadores y buzos mariscadores. Además, controla las normas de seguridad, fiscaliza el cumplimiento de vedas y controla el área de reserva exclusiva de cinco millas junto a la costa, contribuyendo a que la extracción artesanal se desarrolle de manera segura y responsable.

 

Además, verificar el cumplimiento de las cuotas de extracción pesquera con el fin de preservar los recursos marinos, es tarea permanente de la Institución, así como también fiscalizar las áreas de operación por medio de un sistema de posicionamiento satelital instalado en todos los buques.

 

Por otro lado, la Armada es la Institución encargada de tramitar el otorgamiento de concesiones marítimas ante la Subsecretaría de Marina, para la realización de proyectos de acuicultura en áreas de manejo sostenidas por quienes realizan esta actividad comercial.

 

Imagen


Imagen

A través de los Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR), la Institución contribuye al desarrollo del país ejecutando proyectos de construcción, mantención y reparación de sus unidades navales, además de la flota mercante y pesquera de Chile y de otros países.

 

Con instalaciones en Valparaíso, Punta Arenas y su principal astillero en Talcahuano, ASMAR realiza una labor de apoyo permanente a las unidades de la Armada, así como también a armadores chilenos y extranjeros que confían en la capacidad de nuestros astilleros.

 

Imagen

Velar por la seguridad de la navegación marítima, fluvial y lacustre es una de las misiones fundamentales de la Armada de Chile, que cumple a través de la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (D.G.T.M. y M.M.), más aún teniendo en cuenta que un país con un extenso litoral como Chile debe tener una señalización marítima que dé seguridad a la navegación.

 

Desde el siglo pasado se ha satisfecho esta necesidad, al dictarse el decreto que dispuso la construcción del primer faro en Chile, en Punta Angeles de la bahía de Valparaíso, el 9 de noviembre de 1837. Por ello es que se ha establecido un completo sistema de señalización compuesto por sistemas de balizas, boyas y faros que permiten al navegante conocer su posición, ubicar peligros y trazar su ruta y que hasta el día de hoy cuenta con más de 1.040 señalizaciones marítimas a lo largo de la costa de Chile.

 

Para la instalación de estas señales se realiza una evaluación de las peticiones que realizan los buques y las sugerencias del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada. Personal especializado, formado en las Escuelas de especialidades de la Armada, es el encargado de instalar y mantener la señalización marítima del país, apoyado por patrulleros y barcazas pertenecientes a las Zonas Navales.

 

Imagen

El organismo que controla y difunde la hora en todo el territorio nacional es el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), a través de la radio. Además se encuentra en su página web: www.shoa.cl.