Ud. está en:  Inicio  /  Noticias Navales
ShareVolver Enviar Imprimir
Jueves 15 de noviembre de 2012

Extracto de carta enviada por el Piloto Luis Pardo Villalón a su padre fue entregada al buque que lleva su nombre

Imagen
El Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval hizo entrega de la placa recordatoria al Comandante del OPV "Piloto Pardo", la que con su mensaje servirá de ejemplo para las futuras tripulaciones de este buque.

Talcahuano. Departamento de Relaciones Públicas de la Segunda Zona Naval. Una placa donde se reproduce parte de la misiva que el Piloto Luis Pardo Villalón, Comandante del escampavía "Yelcho", enviara a su padre en agosto de 1916, antes de zarpar en auxilio de los náufragos de la expedición británica de Sir Ernest Shackleton, se entregó en la cubierta de la unidad naval que lleva el nombre del destacado marino; el patrullero OPV 81 "Piloto Pardo", buque insignia de la Segunda Zona Naval.

 

En el extracto de la carta se manifiesta: "la tarea es grande, pero nada me da miedo; soy chileno. Dos consideraciones me hacen hacer frente a estos peligros: salvar a los exploradores y dar gloria a Chile. Estaré feliz si pudiese lograr lo que otros no. Si fallo y muero, usted tendrá que cuidar a mi Laura y a mis hijos, quienes quedarán sin sostén ninguno a no ser por el suyo. Si tengo éxito, habré cumplido con mi deber humanitario como marino y como chileno. Cuando usted lea esta carta, o su hijo estará muerto o habrá llegado a Punta Arenas con los náufragos. No retornaré solo".

}

Esta placa recordatoria fue entregada por el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, Contraalmirante Matías Purcell, quien junto al Comandante de la unidad, Capitán de Fragata Francisco Miranda Zelada, la descubrieron para que sirva a las futuras tripulaciones de este patrullero como ejemplo de vocación y cumplimiento del deber, evidenciado en este glorioso episodio de la historia de la Armada de Chile.


Rescate de la expedición Shackleton

Imagen
La ceremonia realizada en la cubierta del OPV 81 "Piloto Pardo", contó con la presencia de Oficiales y personal de Gente de Mar que integran la dotación de la unidad.

La expedición Imperial Transantártica, partió de Londres el 1 de agosto de 1914 a bordo del 'Endurance' y el 'Aurora'. El objetivo de Sir Ernest Shackleton era llegar a la Bahía Vahsel, junto al Mar de Weddell, para alcanzar desde allí el polo Sur y continuar hasta la isla de Ross en el otro extremo de la Antártica.

 

El 21 de noviembre de 1914, la expedición pierde el "Endurance" tras ser aprisionado y destrozado sin alcanzar las costas antárticas. Los 28 hombres a bordo, tras rescatar lo poco que pudieron, observaron como el buque se hundía entre los hielos del continente blanco.

 

Tras el naufragio, los miembros de la expedición realizaron esfuerzos sobrehumanos para sobrevivir, acampando inicialmente en los témpanos antárticos, para finalmente establecerse en la Isla Elefante, soportando por más de un año y medio la crudeza del clima polar. Por su parte, Shackleton cruzó las temidas aguas del Mar de Drake en busca de auxilio en un pequeño bote, realizando gestiones e infructuosos intentos de rescate con apoyo de otros estados. Finalmente, en agosto de 1916 consigue el apoyo de la Armada de Chile, la cual dispuso el zarpe del escampavía "Yelcho", al mando del Piloto Luis Pardo Villalón.

 

Cumpliendo con su deber, la tripulación chilena se enfrentó a las inclemencias del frío y las adversas condiciones de mar. Contando con escasas horas de luz al día, el Piloto Luis Pardo Villalón llegó con su buque a la Antártica y en una complicada maniobra para vencer las rompientes de la costa, logró embarcar en el "Yelcho" a los náufragos del "Endurance", materializando el rescate el día 30 de agosto de 1916.