Corbeta "Abtao" 1º

  • Año:1865
  • Desplazamiento:1.600 tons
  • Potencia de Maquinaria800 IHP.

Armamento:

1 cañón de 5.8 ".

4 cañones de 4.7".

  • Velocidad Máxima10 nudos
  • Eslora:211 pies 6 pulgadas.
  • Manga:
  • Puntal:
  • Calado:8 pies.
  • Comandante

Nombres anteriores

Cyclone.

Pampero.

Corbeta

PorImagen foto_00000001 ley del 15 de diciembre de 1863, el Congreso Nacional autorizó al Gobierno gastar hasta $ 500.000 en el aumento y renovación gradual del material y armamento de la Marina Militar, en vista a la urgente necesidad que se hallaba el país para afrontar emergencias derivadas de la situación fronteriza vecinal.

Se comisionó al Ministro de Chile en Bélgica, señor Manuel Carvallo para que buscara uno o dos buques de determinadas características y que sobrepasaran la cantidad autorizada. El Ministro encontró un buque inconcluso y encargado por el bando confederado de la Guerra de Secesión de EE.UU. y embargado por Inglaterra. Era la corbeta "Pampero", ex " Cyclone " . Construida como "Texas", buque mercante, en los astilleros escoceses de Dennis Brothers, Inglaterra, como casco 104, de acero y madera, bajo contrato secreto con la Confederación, durante la Guerra de la Secesión en EE.UU.

El Almirante Roberto Simpson llegó a Liverpool el 20 de agosto de 1864 enviado por el gobierno a apresurar la construcción de las corbetas "O'Higgins" y "Chacabuco" y a formalizar la compra de los buques encargados al Ministro Carvallo.

Fue comprada por el Almirante Simpson en Glasgow, Inglaterra, junto con la corbeta " Tornado ", durante la Guerra contra España. Las conversaciones y contratos se efectuaron bajo condiciones tan secretas, que hasta hace poco no se conocían los nombres originales de los buques comprados.

Para evitar que por mantener su neutralidad, Inglaterra incautara los buques y para confundir a los agentes españoles en Europa, se le dio el nombre de " Pampero " a ambas naves, las que después estar en abril de 1866 en Alemania reclutando tripulantes, aparecieron meses después en islas Feroe.

Allí se completó la tripulación a uno de los buques, el que se dirigió a Chile, incorporándose a la Escuadra con el nombre de " Abtao " en noviembre de 1866, nombrándose como su Comandante al Capitán de Fragata Enrique Simpson Baeza. Su nombre conmemora el Combate Naval en Abtao, Chiloé, entre la escuadra española y la escuadra aliada chileno-peruana, el 07 de febrero de 1866.

La corbeta " Tornado ", también llamada " Pampero ", debía encontrarse en un rendez vous con el vapor inglés " Greathem Hall ", donde viajaban marinos extranjeros contratados por el Almirante Simpson y a cargo del Capitán de Naví­o retirado de la Marina Inglesa, McKillop, cuyo objetivo era tripular una escuadrilla que hostilizaría el comercio español.

El rendez vous no se produjo y el vapor " Greathem Hall " fue capturado por el acorazado inglés " Caledonia " y llevado al puerto de Portland.

El segundo " Pampero " esperó pacientemente en el punto de rendez vous, hasta que la tripulación decidió viajar por su cuenta a Chile, donde podría cobrar los sueldos impagos y las primas ofrecidas por la entrega del buque. Pero, el 22 de agosto de 1866 la fragata española " Gerona " le dio caza y capturó a la corbeta cuando zarpaba desde el fondeadero de Funchal, a pesar que había izado bandera inglesa. Permaneció en la Armada española hasta que fue hundida el 28 de noviembre de 1938, durante la Guerra Civil española.

Se incorporó a la Escuadra el 01 de junio de 1867 al mando del Capitán de Fragata Enrique Simpson Baeza teniendo a los siguientes oficiales: Teniente 1º Ernesto Errázuriz, Teniente 1º Dionisio Olavarría, Guardiamarina examinado Ramón 2º Guerrero, Guardiamarinas sin examen Manuel A. Riofrío, Manuel Joaquín Orella Echánez, Juan T. Rogers, Moisés Figueroa y Manuel Dodds, Contador de 1ª Clase Benjamín S. Rojas, Cirujano 1º Tomás A. Bate, Ingeniero 1º Guillermo Brown, Ingeniero 2º Juan Mery, Ingenieros 3º Hamilton Beitt y Guillermo Steward.

En 1868 efectuó un viaje de instrucción a Islas Juan Fernández y labores como transporte. Ese mismo año tomó el mando el Capitán de Fragata Galvarino Riveros Cárdenas, quien hizo viajes al sur y luego permaneció de estación en Mejillones para hacer respetar la línea de fronteras.

El 13 de agosto de 1868 se produjo un gran terremoto en Arica, a la sazón peruana, seguido de un tsunami en el cual se perdió la corbeta "América" de esa nacionalidad. La corbeta "Abtao" se dirigió a ese puerto llevando ayuda a los damnificados.

Regresó a Valparaíso el 01 de febrero de 1869, quedando en desarme por economías, al mando del Capitán de Corbeta Emilio Errázuriz. En junio de 1869 se le activó incorporándose a la Escuadra. En octubre se le destinó a Mejillones. Debido al fallecimiento del Comandante Errázuriz, regresó a Valparaíso el 18 de noviembre al mando interino del Teniente 1º Luis Pomar Avalos. Tomó el mando el Capitán de Fragata graduado Juan Esteban López Lermada, teniendo como Oficial Detall al Teniente 1º Juan José Latorre Benavente. Regresó a Mejillones donde permaneció hasta el 24 de marzo de 1870.

Ese año se le sometió a reparaciones y se le modificó la artillería.

El 07 de julio de 1870 se dirigió a Corral, Lota, Talcahuano y Tomé para enganchar personal para la escuadra, regresando a Valparaíso el 10 de septiembre.

El 01 de noviembre se le destinó a Mejillones, regresando el 23 de febrero de 1871 a Valparaíso. El 20 de marzo de 1871 condujo al batallón "Buin" a Talcahuano, regresando a Mejillones. Allí con la ayuda de la maestranza de ferrocarril y personal de a bordo, se le cambiaron los tubos a las calderas.

El 27 de septiembre de 1872 fue relevado por la goleta "Virjen de Covadonga" y al mando del Capitán de Corbeta Francisco Rondizzoni de la Cotera efectuó un reconocimiento hidrográfico de la costa comprendida entre caleta de Tumán y la boca del río Mataquito, regresando a Valparaíso el 31 de octubre.

El 20 de noviembre se dirigió nuevamente a Mejillones. Allí, el 12 de febrero de 1873 tomó el mando el Capitán de Corbeta Jorge Montt Alvarez. Regresó a Valparaíso el 29 de marzo de 1873.

El 27 de septiembre de 1873 zarpó de Valparaíso para efectuar trabajos hidrográficos en Dúngenes y Posesión y erigir faros y balizas en esos lugares y otros.

Desde 1876, el servicio de la estación de Mejillones se efectuó con la corbeta "Abtao" y la fragata blindada "Blanco Encalada", sin perjuicio de otras comisiones que desempeñaron en el litoral norte.

En octubre de 1876, la "Abtao" fue comisionada para efectuar un prolijo reconocimiento de la costa comprendida entre el paralelo 23º S y la Caleta del Cobre, para tener conocimiento de los surgideros que reunieran las condiciones para establecer un puerto que pudiera comunicarse con el interior del desierto. Estaba al mando del Capitán de Fragata Francisco Rondizzoni y en el levantamiento hidrográfico participaron el Capitán de Corbeta Luis Pomar, el Teniente 1º Luis Uribe Orrego y el Teniente 1º Alvaro Bianchi Tupper.

A su regreso a Valparaíso permaneció semi apontonado, sirviendo de sede de la Escuela de Aprendices de Marineros, que a contar del 16 de noviembre de 1876 pasó a denominarse Escuela de Grumetes.

Por ley del 05 de noviembre de 1877 se dispuso la venta en subasta pública del vapor "Ancud" y la corbeta "Abtao", después de haberlos tasado por una comisión al efecto. El vapor "Ancud" se vendió en 1878, pero no hubo interesados en la "Abtao".

Después de la fallida subasta, el buque fue enviado con ayuda y recursos para los damnificados del terremoto e inundaciones del 09 de mayo de 1877, que afectaron a los puertos de Caldera, Chañaral, Antofagasta, Mejillones, Cobija, Tocopilla y Pabellón de Pica y lugares aledaños. Luego fue enviado a Taltal y Caleta Blanco Encalada transportando casas de madera y otros objetos de propiedad fiscal, como asimismo, mercaderías de algunos concesionarios de sitios, en las nuevas poblaciones fundadas en esos puertos por el Ministro del Interior.

Se efectuó una segunda subasta con los mismos resultados negativos. El buque permaneció en Valparaíso a cargo del Ingeniero 3º Onofre León, seis hombres de tripulación y un cabo y cuatro soldados de la Guarnición de Artillería de Marina.

En 1878 el buque fue vendido en $ 18.000. Al iniciarse la Guerra del Pacífico, se tuvo que deshacer la operación costando $ 25.000. Se le recuperó, sometiendo a la corbeta a las reparaciones más urgentes en el casco y la maquinaria y se le artilló con 4 cañones de 150 lbs y 4 de 40 lbs, excelentes cañones comprados en EE.UU. de N.A.

El 10 de mayo de 1879 fondeaba en Iquique al mando del Capitán de Corbeta Carlos Condell de la Haza. El 11 de mayo tomó el mando de la corbeta el Capitán de Fragata Manuel Thomson Porto Mariño y Condell tomó el mando de la goleta "Covadonga", de acuerdo al plan de ataque a la escuadra peruana en El Callao, concebido por el Almirante Juan Williams Rebolledo. Dicho plan fracasó, porque los buques peruanos se encontraban en Arica en ese momento.

De regreso a Iquique, Williams se encontró que se había producido el Combate Naval de Iquique y el Combate Naval de Punta Gruesa, con la pérdida de la corbeta "Esmeralda" por parte de Chile y de la fragata blindada "Independencia" por parte del Perú.

Después de este fracaso, en junio de 1879, Williams dejó bloqueando nuevamente Iquique al blindado "Cochrane", la corbeta "Abtao", al mando del Capitán de Fragata Aureliano Sánchez Alvaradejo, la cañonera "Magallanes" y el carbonero "Matías Cousiño".

El 10 de julio, durante la noche, el monitor peruano "Huáscar" penetró a Iquique con el propósito de atacar a la "Abtao" que se encontraba en reparaciones, pero ésta, en prevención había salido del puerto. Al no encontrar a su víctima, el "Huascar" atacó al "Matías Cousiño", pero se interpuso la cañonera "Magallanes" al mando del Capitán de Fragata Juan José Latorre Benavente, quien se trabó en combate con el monitor y eludió tres espolonazos que el Almirante Grau le intentó efectuar. Al aproximarse el blindado "Cochrane", el Huáscar" se retiró hacia el sur.

Cuando el Almirante Williams decidió levantar el bloqueo de Iquique, la "Abtao" tenía inservibles sus calderas y por ese motivo tuvo que ser remolcada por el vapor "Limarí" hasta Antofagasta, donde quedó en reparaciones. En esas condiciones se encontraba, cuando la noche del 24 de agosto el monitor "Huáscar" pretendió lanzarle un torpedo automóvil, el que falló al cortarse el alambre guía.

El 28 de agosto, el "Huáscar" entró a Antofagasta con el propósito de cortar el cable submarino. El Comandante Sánchez, a pesar de que su buque se encontraba inmovilizado, le disparó dos cañonazos de 150 libras y lo obligó a suspender esa faena. Se produjo un combate entre el monitor y la "Magallanes", la "Abtao" y una batería de tierra. Un proyectil hizo impacto en el "Huáscar" produciendo graves daños. La "Abtao" recibió un proyectil de 300 libras del monitor, que le destrozó el piso, barandas y escalas del puente, atravesó de parte a parte la chimenea, rompió la amurada de babor en seis metros, quebró las bitas de fierro y se produjo un incendio que fue controlado. Este impacto mató a cinco hombres, entre los cuales se encontraba el Ingeniero 1º Juan Mery e hirió a otros siete. Una segunda granada del monitor impactó por estribor del palo mayor, atravesándolo, e hizo explosión sobre la cubierta del combés internándose en las carboneras. Las esquirlas produjeron daños en el cubichete de la máquina, puente y canoa del Comandante, chilleras de proyectiles y armerillos de los rifles y mataron a cinco hombres e hirieron de gravedad a cinco. A las 17.30 horas el "Huáscar" se retiró fuera del alcance de los cañones.

Después de la Batalla Naval de Angamos, en la cual los chilenos capturaron al monitor peruano "Huáscar", se formó una fuerza expedicionaria que desembarcó en Pisagua y Junín. A la "Abtao", reparada, le tocó participar como uno de los buques escoltas de los transportes. Después que los buques de la Escuadra silenciaron los fuertes que defendían el puerto, comenzó el desembarco en el cual la "Abtao" cooperó con sus botes, donde iba el Teniente 2º José Luis Silva Lastarria y el Guardiamarina Adolfo Castro, que condujeron a tierra un Batallón del Regimiento 4º de Lí­nea. Después de terminar de desembarcar las tropas, el Comandante Sánchez dispuso que el buque evaporara agua para las tropas de tierra, llevándola rápidamente a la playa.

Cuando las tropas peruanas abandonaron Iquique, después de la derrota que las tropas aliadas perú-bolivianas sufrieron en el Combate de San Francisco o Dolores y se dispuso que el Capitán de Fragata Juan José Latorre tomara posesión del puerto, el General Erasmo Escala ordenó que el Regimiento 7º de Línea "Esmeralda" se encargara de la guarnición de la ciudad. Para su traslado el Almirante Galvarino Riveros dispuso que la goleta "Covadonga", la corbeta "Abtao" y el vapor "Itata" se dirigieran a Iquique para que el Ejército relevara al personal naval en las labores guarnicionales.

La corbeta regresó a Pisagua y el 25 de febrero de 1880 zarpó formando parte de la Escuadra que protegía el convoy que trasladó al Ejército chileno al puerto peruano de Ilo, donde desembarcó sin resistencia. Después de esta actividad, la "Abtao" se mantuvo en Ilo en reparaciones a flote y bloqueando este puerto, junto con la goleta "Covadonga".

El 27 de noviembre de 1880 zarpó desde Arica un convoy al mando del Capitán de Fragata Aureliano T. Sánchez , Comandante de la "Abtao", que transportó 3.400 hombres pertenecientes a la Segunda Brigada del Coronel Francisco Gana a Pisco.

El 20 de diciembre de 1880, la "Abtao" se integró desde Pisco con la Brigada del Coronel Gana, al gran convoy que había reunido buques que zarparon con el grueso del Ejército desde Iquique y Arica, para desembarcar 19.000 hombres en San Pedro, Curayaco, Chilca y Cruz de Palo. Posteriormente, la "Abtao" fue enviada a Caleta de Jaguay, cinco millas al norte de Curayaco, para organizar el desembarco de la artillería que conducían los transportes "Itata" y "Copiapó ", como los bagajes de ambulancias que conducía el "Paquete del Maule". Desde Jaguay la "Abtao" zarpó el 02 de enero de 1881 a Curayaco y después a Pisco para cooperar al Batallón Quillota en la defensa del puerto, la que realizó junto al vapor "Isluga", apresado por la Escuadra, que reparado, estaba como buque de ronda en la bahía, de reconocimiento y remolque de lanchas.

Caido El Callao, la corbeta "Abtao" fue destinada a la Isla San Lorenzo para custodiar a los prisioneros peruanos que estaban en esa isla y aquellos embarcados en el vapor "Inspector".

En septiembre de 1881 fue enviada a Supe y luego a Huacho.

En 1882 la corbeta se mantuvo en Valparaíso en carena y reparaciones con dotación reducida. Se le desmontaron las calderas y se le inspeccionó el casco, encontrándose que el falso codaste estaba podrido, los pernos carcomidos por el óxido, la cubierta en muy mal estado, las máquinas y calderas en mal estado.

El Comandante General de Marina don Eulogio Altamirano y el Comandante en Jefe de la Escuadra, Capitán de Navío Juan José Latorre Benavente decidieron restaurarla por completo, dejándola como buque aviso, guardacosta, y buque escuela de Guardiamarinas y /o Grumetes.

En 1883 se le cambiaron las calderas, se renovaron las santabárbaras y pañoles, se reparó la cubierta y el falso codaste, se recortaron las amuradas, se construyeron batayolas para coyes y se efectuaron otras reparaciones no especificadas. En estas reparaciones tuvo destacada participación su Comandante Capitán de Fragata Aureliano Sánchez Alvaradejo, quien había permanecido en ese puesto desde junio de 1879.

En octubre de 1883, tomó el mando del buque el Capitán de Fragata graduado, Constantino Bannen Pradel y éste fue incorporado a la Escuadra.

El 16 de enero de 1884 zarpó desde Ilo en viaje de instrucción de 21 guardiamarinas, en el cual tocó en Valparaíso y luego se dirigió hacia Punta Arenas, efectuando durante el viaje, diversos trabajos hidrográficos.

A pesar de que por ley del 08 de noviembre de 1884 se autorizaba para enajenar el buque, no se adjudicó a ningún proponente, porque las ofertas eran muy bajas. En consideración a lo anterior, el buque al mando del Capitán de Fragata Domingo Salamanca fue destinado a instalar cinco boyas en el Estrecho de Magallanes, recorrer boyas y levantar balizas en el Estrecho y canales patagónicos.

En 1886, al mando del Comandante Salamanca, efectuó un viaje de instrucción con los guardiamarinas a Perú, Ecuador, Panamá perteneciente a Colombia, Costa Rica, California, Tahiti e Isla de Pascua. A su regreso a Valparaíso, fue sometido a reparaciones por la maestranza recién instalada en la barca "Thalaba". Luego, continuó su viaje de instrucción hacia el norte del país.

En 1887 el buque se mantuvo un tiempo de estación en Lota, para evitar que buques procedentes de Argentina, tomaran carbón, debido a una epidemia de cólera que azotaba a puertos de ese paí­s. Luego, se dirigió a El Callao a relevar a la corbeta "Chacabuco".

A fines de 1887, al mando del Capitán de Corbeta Arturo Fernández Vial, efectuó trabajos hidrográficos, levantando planos de la Caleta Herradura, Carrizal Bajo y Esmeralda.

En 1888, al mando de Arturo Fernández Vial, ahora ascendido a Capitán de Fragata, efectuó un viaje de instrucción al Mar de la China. Al recalar en las Islas Filipinas, la corbeta fue agasajada con gran magnificencia y afecto por las autoridades españolas de Manila. En Japón, donde Chile no tenía representación oficial, el Ministro español ofreció sus servicios e interpuso sus influencias para que el Comandante fuera recibido por los Ministros del Imperio del Sol Naciente. Regresó a Valparaíso en octubre del mismo año, donde se le efectuaron reparaciones a sus calderas.

En 1889 tomó el mando interino, el Capitán de Fragata Domingo Salamanca y el buque se mantuvo en Valparaíso.

En 1890 tomó el mando el Capitán de Fragata Alberto Silva Palma y el buque efectuó un viaje de instrucción al Mediterráneo. En su itinerario recorrió los canales patagónicos, Punta Arenas, Isla Santa Elena, Isla de Madera, Cádiz, donde encontró como pontón al "Tornado", buque debería haberlo acompañado a Chile durante la Guerra contra España. En ese puerto entró a dique para efectuar reparaciones. Luego siguió a Gilbraltar, Nápoles, Catania, Messina, Palermo, Isla de Malta, San Vicente y recalando a Punta Arenas a principios de enero de 1891, cuando ya se había declarado la Guerra Civil. La tripulación se unió al bando congresista y el buque fue llevado al norte del país a la región de Atacama.

El 21 de agosto de 1891 participó en el desembarco en Quintero.

En 1892, al mando del Capitán de Corbeta José María Villarroel estuvo sometido a reparaciones mayores. Después efectuó viajes de instrucción a la vela por el litoral e islas esporádicas.

En 1894, al mando del Capitán de Fragata Miguel Carrasco efectuó viajes de instrucción por el litoral.
En 1895, al mando del Capitán de Fragata Luis Artigas efectuó viajes de instrucción por el litoral e Islas Juan Fernández.

En 1896, el buque permaneció en Valparaíso en espera de la determinación si era conveniente cambiarle sus calderas.

En 1897, la corbeta fue destinada como pontón carbonero y como anexo al Depósito General de Marineros, que era una repartición donde se destinaba al personal en espera de transbordo.

En 1900 el buque fue destinado a Coquimbo como Escuela de Pilotines.

Desde 1905 a 1921 se desempeñó como Escuela de Grumetes.

En 1921 volvió a ser sede de la Escuela de Pilotines.

En 1922 fue subastada esta corbeta de largos y valiosos servicios al país y la Armada. Su destino final fue ser desguazada.