Adquisición Frustrada

El agente Ricardo Trumbull compró en EE.UU. de N.A. cinco mil fusiles Remington y dos millones de tiros, que debían embarcarse en la goleta "Robert and Minnie " para que en isla San Clemente, frente a las costas de California,se trasbordaran al transporte "Itata"

Ocupadas las provincias nortinas, la Junta de Gobierno se halló incapacitada para aumentar su ejército por falta de armas.

El agente Ricardo Trumbull compró en EE.UU. de N.A. cinco mil fusiles Remington y dos millones de tiros, que debían embarcarse en la goleta "Robert and Minnie " para que en isla San Clemente, frente a las costas de California,se trasbordaran al transporte "Itata".

El 30 de abril de 1891 zarpó el transporte, desde Arica, escoltado por el crucero "Esmeralda", dirigiendose a islas Galápagos, donde efectuaron faena de carbón.

Luego el crucero se dirigió a Acapulco donde rellenaría carbón y esperaría al "Itata", para escoltarlo en el viaje de regreso.

El transporte "Itata", antes de recibir el cargamento de armas, recaló a San Diego, California, el 3 de mayo de 1891 para embarcar carbón y víveres para su buque y el crucero "Esmeralda", que permitiera el regreso a Chile. De esta manera se impediría que el gobierno norteamericano, que estaba a favor del Presidente Balmaceda, incautara las armas, invocando neutralidad.

Los agentes de Balmaceda convencieron a las autoridades norteamericanas de impedir el zarpe del " Itata ", para lo cual , embarcaron un comisario para vigilar el buque. Como éste había sido recibido conforme por las autoridades marítimas, no se impidió el carguío de carbón y víveres.

Cuando el buque pidió los documentos de despacho para poder zarpar, esto le fue negado reiteradamente.

Su Comandante, Capitán de Fragata Alberto Silva Palma decidió entonces zarpar sin los documentos de despacho ni de sanidad, lo cual efectuó el día 6 de mayo, desembarcando al comisario en una lancha de prácticos en la boca del puerto.

Luego se dirigió a encontrarse a la brevedad con la goleta " Robert and Minnie ", que era buscada por buques de la Armada norteamericana para confiscar su cargamento.

Cuando esta operación estaba en ejecución , el gobierno norteamericano ordenó al Almirante Mac-Cann, Jefe de la Flota del Pacífico, la captura del transporte "Itata" y en caso de no alcanzarlo en la mar, exigiera su devolución a su recalada en Iquique.

El transporte "Itata" logró recibir el embarque y eludir a sus perseguidores, recalando en Iquique el 3 de junio de 1891.

El crucero "Esmeralda" debió regresar independientemente debido a no poder conseguir oportunamente carbón en Acapulco.

Sin embargo, las presiones del gobierno norteamericano llevaron a la Junta de Gobierno a entregar el buque al crucero "Charleston" el 13 de junio, que lo hizo regresar con su cargamento, escoltado a EE.UU. de N.A..

Posteriormente la Corte de Justicia de EE.UU. de N.A. dictaminó que la retención del transporte "Itata" había sido una arbitrariedad del gobierno norteamericano y un atentado en contra sus propias leyes.

El buque y su cargamento fueron dejados en libertad el 30 de septiembre de 1891, cuando la Guerra Civil había terminado.